24 de noviembre de 2011

Walden Dos


Walden Dos
"auto"
2011










Mañana viernes, a las 21:30, concierto de Walden Dos en Madrid, Sala Juglar.

Balmorhea

Akron/Family

Björk


Björk
"biophilia"
2011








22 de noviembre de 2011

Gotye

The Besnard Lakes


The Besnard Lakes
"you lived in the city ep"
2011








"El fin de semana" de Bernhard Schlink













-No, Christiane, en realidad me topo, y en consecuencia me hiero, con mis propios límites. Tengo que salir por mí mismo de estas arenas movedizas. -Apoyó un momento la frente en la espalda de su hermana y prosiguió-. De verdad que hay muchas cosas que ya no recuerdo. No recuerdo quién disparó. No recuerdo si tenía que encontrarme con Jan en Amsterdam y lo dejé tirado. No recuerdo cómo se llamaba mi entrenadora palestina ni si nos enrollamos. No recuerdo qué he hecho durante los años que he pasado en la carcel... Algo tuve que hacer, pero lo he olvidado.

-No podemos recordarlo todo.

-Ya lo sé, pero es como si las cosas se me hubieran escapado de la memoria, y no cosas antiguas, cosas banales que pueden desaparecer para dejar sitio a otras más importantes, sino partes de mí. ¿Cómo puedo fiarme de mí mismo?

17 de noviembre de 2011

Trouble Andrew


Trouble Andrew
"dreams of a troubled man"
2011








The New Year

Todos estos lugares permanecen
en un equilibrio necesario,
simulando un orden estable
en el paisaje esquivo de lo ocurrido.
Han ocupado la memoria desatendida
de lo que creímos que era nuestro tiempo
y que ya sólo se entiende sin nosotros.
Pasamos por estas plazas y descubrimos
como la lentitud de la rutina
desfiguró lo cotidiano.
Olvidamos la manera de mirar
y no entender.

Dónde hemos estado.

7 de noviembre de 2011

2 de noviembre de 2011

Unknown Mortal Orchestra


Unknown Mortal Orchestra
"unknown mortal orchestra"
2011








Pure X

"El mapa y el territorio" de Michel Houllebecq













Cuando Jed desembocó en la anteiglesia de Notre-Dame de la Gare, empezó a caer bruscamente una lluvia fina y glacial, como una advertencia, y luego escampó con igual rapidez, al cabo de unos segundos. Subió los pocos peldaños que llevaban a la entrada. Los dos batientes de la puerta de la iglesia estaban abiertos de par en par, como siempre; el interior parecía desierto. Vaciló, después se volvió. La rue Jeanne-d´Arc descendía hasta el boulevard Vincent-Auriol, dominando el metro aéreo; a lo lejos se divisaba la cúpula del Panteón. El cielo era de un gris oscuro y mate. En el fondo, no había gran cosa que decirle a Dios; no en aquel momento.