25 de febrero de 2011

The Walkmen

Dolorean


Dolorean
"the unfazed"
2011









La ilusión que ordena la memoria
contempla cómo su desaparición
agota toda firmeza
aunque los ojos escondan el temor
y prometan nuevas formas
de imaginar un remedio.
Habitamos lugares innecesarios
abrumados por la necesidad de lo intangible
y en cada realidad
una piel distinta se abandona.

23 de febrero de 2011

Wyatt Atzmon Stephen


Wyatt Atzmon Stephen
"for the ghosts within"
2010








Low

"Lo que me queda por vivir" de Elvira Lindo













Qué difícil era y es traicionar al grupo y qué fácil ser desleal con uno mismo. La deslealtad a uno mismo no se suele advertir en el presente, se camufla de malestar, de ansiedad difusa, porque éstas son sensaciones mucho más fáciles de sobrellevar. Yo nunca acabé de identificar aquello que no era más que una traición a mis deseos. Sentía una atracción hacia ambientes menos densos, pero nuestra pueril homogeneidad política nos hacía creer que teníamos los ojos mucho más abiertos al mundo que aquellos que no habían sido llamados por la disciplina del compromiso.

Laetitia Sadier

14 de febrero de 2011

Minks


Minks
"by the edge"
2011








"Los once" de Pierre Michon













Era de corta estatura y reservado, pero llamaban la atención su silencio febril, su buen humor taciturno, sus modales, ora arrogantes, ora sesgados, hay quien dijo que torvos. Eso es al menos lo que aparentaba ya entrado en años. Nada de eso se ve en el retrato que, en los techos de Wurzburgo, precisamente en la pared sur de la Kaisersaal, en la comitiva de bodas de Federico Barbarroja, dejó de él Tiepolo, cuando contaba el modelo veinte años: ahí anda, a lo que dicen, y podemos ir a verlo, por las alturas y entre cien príncipes, cien condestables y maceros, otros tantos esclavos y mercaderes, mozos de cuerda, bestias y putti, dioses, mercancías, nubes, las estaciones del año y los continentes, que suman cuatro, y dos pintores irrecusables, aquellos que de esa forma juntaron a la gente en esa recensión exhaustiva y están, no obstante, entre la gente, Giambattista Tiepolo en persona y Giandomenico Tiepolo, su hijo. Así que él también está ahí, la tradición requiere que esté y que sea el paje que lleva la corona del Sacro Imperio encima de un almohadón con borlas de oro; se le ve la mano bajo el almohadón; el rostro, un tanto inclinado, mira al suelo; todo el busto cede y parece acompañar el peso de la corona: se doblega bajo el Imperio, tierna y suavemente.

11 de febrero de 2011

Cuántas veces, creyendo ser refugio
doy costumbre a la indigencia,
amparo a esta desnudez de manos heridas
que huele al tiempo ya gastado de mis ausencias
buscándose aún en el anhelo,
con todos los abrazos pendientes
como las canciones que sólo escuchábamos
en la quieta frialdad de aquella intemperie.
Ni mi voz está a salvo
de su silencio.

7 de febrero de 2011

Sharon Van Etten


Sharon Van Etten
"i'm giving up on you"
2010








"Los idiomas comunes" de Laura Casielles













LAS MUJERES QUE ESCRIBEN DICCIONARIOS TIENEN LA MANO LLENA DE NOTAS

Voy a ver si encuentro un idioma
en el que la palabra amor no tenga
connotaciones de pronombre,
a ver si encuentro un idioma
en el que sea distinto decir
de dónde eres de decir de dónde vienes,
un idioma que no haya necesitado inventar la palabra trabajo
y en el que no haya esos problemas
de hablar en femenino o no.
Voy a ver si encuentro un idioma
en el que nadie haya usado nunca la palabra adiós,
ni la palabra fuera,
ni la palabra tarde.
Un idioma
en el que pueda hablar sin que nadie entienda
nada más que lo que digo,
un idioma que no pese tanto.

(Voy a ver si me hago un vocabulario así,
donde no sea necesario
dar tantas explicaciones).

4 de febrero de 2011

Pauline en la Playa

Inauguramos continuamente
la extrañeza de los deseos
que nos son necesarios.
Allá donde vamos
arrastramos pertenencias y miserias,
delimitamos la vigencia de una promesa
o el margen de insensatez inevitable
y si hay alguien
contamos historias.
Siempre contamos historias,
cosas que nunca suceden
porque, como nosotros,
no saben suceder.