13 de diciembre de 2012


A veces dejaba de mirar
y no perseguía nada.
Esperaba en lugares desaparecidos.
Se acercaba a su lejanía
extraviado en la infinita razón
de quien olvida lo que sucede
cuando ya todo ha sucedido.
A veces tenía el valor
pero no el convencimiento.

No hay comentarios: