27 de julio de 2011

La espera confía en no saber.
Si conociera el trayecto
regalaría el tiempo de lo intangible,
nada podría suceder que no se dibujara
con las adivinaciones ya conocidas.

Pequeñas sombras quieren
alumbrar nuevas costumbres
y no parece fácil contener la inercia
de las necesidades que se alejan.

No hay comentarios: